FITNESS

Muy habitual con los entrenamientos HIIT

Súper compensación, el remedio contra el sobreentrenamiento

supercompensacion sobreentrenamiento

El problema, asegura el entrenador, surge cuando creemos que entrenar más siempre nos hará mejores

(15-12-2017). Mejorar las marcas, aumentar el rendimiento, recargar los ejercicios con el sistema de alta intensidad (HIIT), etc., puede llevarnos al sobreentrenamiento. David Vázquez, entrenador de ProTraining Center nos avisa de los peligros, cómo evitarlos, y la utilización de la súper compensación.

David Vázquez es entrenador personal en ProTraining Center, club que forma parte de Entrenarme. Este especialista explica que “todos queremos ser mejores cuando practicamos un deporte, aumentar el rendimiento. Es algo lógico porque, al margen del gen competitivo que llevamos dentro, mejorar nuestro rendimiento nos hará disfrutar más de nuestra práctica deportiva”.

David Vázquez, entrenador de ProTraining Center

David Vázquez, entrenador de ProTraining Center

El problema, asegura este especialista,  surge cuando creemos que entrenar más siempre nos hará mejores. Hay que saber que hay ocasiones en que más es mejor, pero que hay otros momentos durante los cuales “menos es mucho mejor para nuestra salud y rendimiento. Y cuando hablamos de salud nos referimos a ella en el más amplio sentido de la palabra: osteoarticular, muscular, psicológica, etc.”, confirma el entrenador.

La súper compensación

David Vázquez afirma que, en cualquier programación de entrenamiento es necesario buscar “el fenómeno de la súper compensación. Este es un proceso por el cual el organismo supera el nivel de rendimiento que tenía previamente a la aplicación de un estímulo de entrenamiento”.

Es decir, aclara, si conseguimos aplicar un estímulo (sesión de entrenamiento) adecuado, que produzca un nivel tolerable de fatiga (estrés positivo para el cuerpo) y posteriormente proporcionamos a nuestro organismo un periodo apropiado de recuperación, seremos capaces de superar el nivel de rendimiento que teníamos antes de aplicar el estímulo de entrenamiento.

Se trata de estresar al cuerpo lo justo, pero suficiente, para que se tenga que adaptar a ese estrés/estímulo que le hemos dado y se haga más fuerte, preparándose para el siguiente estímulo (entrenamiento) al que le sometamos. De esta forma será más probable que podamos progresar y que no se produzca un estancamiento a todos los niveles.

Síntomas de sobreentrenamiento

Si no respetamos ese principio de súper compensación, ese tiempo que necesita nuestro cuerpo para recuperarse y adaptarse al estrés al que ha sido sometido, haciéndose más fuerte, es cuando aparece el sobreentrenamiento. Es decir, un descenso del rendimiento y aumento de la probabilidad de lesión por fatiga.

Para evitar el síndrome de sobre entrenamiento nuestro cuerpo nos avisa con alguna sintomatología: mayor ritmo cardíaco (incluso en reposo), trastornos del sueño, agotamiento, dolores musculares anormales, necesidad de aumentar el esfuerzo para realizar el mismo trabajo/entrenamiento, etc.

Además, se pueden dar otros síntomas psicológicos, inmunológicos y bioquímicos que afectarán a nuestra calidad de vida. Por eso, es imprescindible controlar las cargas de los entrenamientos y los periodos de recuperación. Un buen equilibrio entre estos dos pilares hará que nuestro cuerpo encuentre la súper compensación  y no sea sobreentrenado.

Valoraciones

David Vázquez aconseja valorar si se necesita más descanso, si alguna semana es mejor que no entrenes o los entrenos sean menos intensos, si la alimentación está siendo adecuada con un aporte equilibrado de macronutrientes y micronutrientes.

“Por esta razón”, añade, “lo ideal y más aconsejable siempre es pedir asesoramiento a los profesionales del ejercicio físico y del deporte, ya que te ayudarán a aumentar tu calidad de vida y de entrenamiento”.

Más información en  ProTraining Center


No hay comentarios

Añade el tuyo