FITNESS

La cadena de gimnasios boutique abre el primer club en España

Orangetheory Fitness: “Hemos abierto 700 gimnasios y ninguno ha cerrado”

Dave Long Orangetheory Fitness

Dave Long (a la derecha) durante la inauguración del primer Orangetheory Fitness en España, en La Moraleja (Madrid).

(5-5-2017). El consejero delegado de Orangetheory Fitness, Dave Long, explica los planes de expansión de la cadena. Lo hace aprovechando su visita a Madrid para la inauguración del primer club en España.

El primer Orangetheory Fitness abrió sus puertas en Florida en el año 2010. Siete años después, la enseña tendrá a finales de mes más de 700 estudios (600 en Estados Unidos) repartidos por todo el mundo, contando con presencia en México, Chile, Colombia, Perú, Reino Unido, Japón o Emiratos Árabes.

La cadena, que se encuentra dentro del segmento boutique, abre ahora su primer gimnasio en territorio español en La Moraleja, Madrid. Su consejero delegado, Dave Long, explicaba en conversación telefónica con CMDsport, aprovechando su visita para la inauguración del primer club en España, que “en los próximos 4/5 años esperamos llegar a un mínimo de 20 clubs operativos”.

Este mismo año, según dice el ejecutivo, pondrán el foco “en abrir más centros en Madrid y Barcelona lo antes posible para luego buscar franquiciados en ciudades como Valencia, Sevilla, Coruña o el País Vasco”. Aunque Long considera que “no hay un mínimo de habitantes para que Orangetheory Fitness abra un club en una ciudad, preferimos ser conservadores al principio y empezar por las grandes ciudades”. El ejecutivo ha precisado, pero, que todo dependerá “de la demografía y las oportunidades que salgan”.

Dave Long argumenta su aterrizaje en España por dos razones: “el potencial de crecimiento y los datos de práctica deportiva en el país, así como los socios locales con los que contamos como son Emilio Benzadon, Aaron Benoliel y Carlos Ferran”.

Orangetheory Fitness como modelo de negocio

Precisamente, como ya explicaba en su día Carlos Ferran, el consejero delegado de Orange Theory Fitness quiere destacar que “pagas por horas, en función de tus necesidades, concretamente con una cuota que ronda los 100 euros y que permite el acceso ilimitado a las sesiones, otra de unos 70 euros para ocho sesiones al mes y otra de 50 euros para cuatro sesiones”. En este sentido, Carlos Ferran indicó en su día que “el 80% de los usuarios paga la cuota ilimitada”.

La flexibilidad en las cuotas, la inexistencia de la permanencia y poner el foco en los entrenadores para que sean capaces de hacer las actividades adaptables a todos los niveles y perfiles de personas, son algunos de los motivos que esgrime Dave Long para comentar con orgullo que “en 7 años hemos abierto 700 clubs y no hemos cerrado ni uno”. El ejecutivo añade también “el cumplimiento de los objetivos de los usuarios, con un método efectivo, así como mucho tiempo invertido en estudiar si las ubicaciones y el equipamiento son idóneos”.

Para abrir se necesita un local diáfano de unos 300 metros cuadrados y una inversión que se sitúa entre los 250.000 y los 300.000 euros entre obra, equipamientos y campañas de marketing. Una inversión rentable puesto que al cabo de dos años, según ellos, “cada centro genera al menos un millón de dólares al año”.

Orangetheory Fitness “no tiene matrícula ni permanencia”, resalta el empresario. La media de socios de cada club está alrededor de los 750, aunque hay algunos en Florida y California que superan los 1.000. Lo que sí es indispensable es tener alrededor de 300 socios de preventa para abrir un club. “Es la manera de ir desahogado económicamente”, explica Long.


No hay comentarios

Añade el tuyo