Patin a Vela

Subcampeón de la Copa de España 2018 y campeón del 82º Trofeo La Mercè

Ramón Puigoriol: “Nos faltan más ‘Orioles Mahiques’ que den caña”

Ramon_Puigoriol-1-bis

“ME HE QUEDADO TRANQUILO”. Ramón Puigoriol reconoce que en el pasado Campeonato de España “me enfadé bastante conmigo mismo, sobre todo en aquella prueba en la que me puse primero con una ventaja de casi media boya y acabé entrando el sexto o séptimo por un exceso de confianza y por no marcar bien”. La victoria el pasado fin de semana en el Trofeo La Mercè le ha permitido, según confiesa, “quitarme aquellas espinitas y ahora ya me siento más tranquilo conmigo mismo”. (FOTO: JAN ESTEBA)

(26-9-2018). Ramón Puigoriol empezó a navegar en patín a vela en el año 1999 y aquel mismo año ya conquistó el pase a primera categoría ganando el Campeonato de Cataluña de segunda. El flamante vencedor del 82º Trofeo La Mercè destaca el “gran nivelón que hay en el patín a vela” e insta a la incorporación a la clase de “más Orioles Mahiques que den caña”.

Ramón Puigoriol (Barcelona, 1967) ganó el pasado fin de semana la 82ª edición del Trofeo La Mercè-Gran Premi Barcelona. El regatista reconoce que esa victoria “me permitió quitarme las espinitas que me provocaron las dos mangas del campeonato de España en las que, tras liderarlas, acabé perdiéndolas” (la segunda del tercer dia y la última del campeonato).

Puigoriol, licenciado en empresariales y económicas, llegó al patín a vela en el año 1999 animado por Ramón Huertas quien, como capitán de la flota patinista del Club Náutico El Masnou, vio en él un ‘diamante’ con mucho futuro para la flota de patines masnouense. No en vano, Puigoriol llevaba desde los diez años navegando y acumulaba en su haber regatista gran experiencia en clases como, además del Optimist en qué se inició, también en el Moth Europa, el 470, el láser, y el crucero. En algunas de esas clases llegó a subir a lo más alto del podio de campeonatos de España (en Moth Europa), así como a copar subcampeonatos (también en Moth Europa) o títulos catalanes (en 470) o subcampeonatos de Cataluña (en Láser).

A PRIMERA CATEGORIA EL AÑO DEL DEBUT

Ramón Puigoriol lograría el pase a primera categoría el mismo año en el que empezó a navegar en patín a vela con la conquista del campeonato de Cataluña de 1999. Los presagios de Ramón Huertas no fueron en balde. En la actualidad, Puigoriol es el ‘primer espada’ de la flota Patinista de El Masnou, “según el ranking”.

Su quinto puesto conquistado en el último Campeonato de España de este 2018, sin embargo, ha quedado inscrito en los anales del Club Natación Badalona. Según explica, “llevaba ya algún tiempo navegando en el Club Natación Badalona los fines de semana y me pareció que debía agradecerles la hospitalidad que me habían dispensado corriendo este campeonato de España bajo sus colores. No obstante, esa fue una actuación puntual. Sigo siendo regatista del Club Náutico el Masnou que es el club en el que empecé a navegar y donde he navegado toda la vida”.

EL PRIVILEGIO DE ENTRENAR EN EL NATACIÓN BADALONA

Ramón Puigoriol reconoce su admiración por la organización de la flota Patinista del Club Natación Badalona. “Cuentan con un capitán de flota (Albert Batlleriá) el cual designa, a su vez, responsables de ciertos ámbitos con lo cual consiguen mayor número de personas implicadas y que el trabajo quede más repartido y, por tanto, se gane en eficacia organizativa”.

CONDISCÍPULO DE ALBERT BATLLERIÁ. En su época de colegial, Ramón Puigoriol (número de vela 3.127) compartió aula con Albert Batlleriá en el colegio Tècnic Eulàlia de Barcelona. Fue precisamente Albert Batllería, junto con Ferran Gubern, el que le animó a retomar la navegación en patín a vela tiempo después del nacimiento de sus tres hijos. El patrón del ‘Grop’ les hizo caso y empezó a entrenar en el Club Natación Badalona. Según asegura, “aquel club es la mejor universidad del patín a vela que existe hoy en día, gracias a los ex-campeones de España que siguen en activo y al nutrido número de participantes que registran sus regatas de los fines de semana”.

 

El patrón del ‘Grop’ también ensalza el nivel de la flota del Badalona. “Es el Club con mayor cifra de campeones de España en activo. Sus regatas de fin de semana tienen un gran nivel, además de participaciones muy nutridas, con lo cual que te dejen entrenar con ellos constituye todo un privilegio”. 

En el Club Náutico Masnou se echan de menos los tiempos de Ramón Huertas

Al preguntarle sobre la situación actual que atraviesa la flota patinista de su club de toda la vida afirma que “ha sido una pena lo que ha pasado en El Masnou. Lo peor es que creo que van a ser necesarios muchos años para conseguir la reactivación completa de su flota patinista y volver a aglutinar la cantidad de gente que llegó a haber. Sin duda, se echan de menos los tiempos de Ramón Huertas”.

Instado a ofrecerse como capitán de la flota de patines de El Masnou, Puigoriol alega la no disponibilidad de tiempo: “dirijo una cadena de tiendas físicas (offline) de ferretería más una tienda online de dicho sector, así como una empresa inmobiliaria de promoción de construcciones, tengo una familia, y siempre me faltan horas. Aunque quisiera, no podría asumirlo con la diligencia que esa capitanía requeriría”.

UN BUEN AÑO

Además de ganar el Trofeu La Mercè del pasado fin de semana, este 2018 Ramón Puigoriol ha sido el subcampeón de la Copa de España, quedó séptimo en el Campeonato de Cataluña de primera categoría y fue quinto en el Campeonato de España. Tras reconocer que “el triunfo en La Mercè me dejó más tranquilo, me permitió entrenar bien y me ha ayudado a relativizar los dos fiascos del Campeonato de España, sobre todo el de aquella prueba en la que iba primero destacadísimo y acabé siendo superado por más de cinco barcos”, asegura sentirse “satisfecho” de cómo está yendo este 2018”.

Asegura que su paso por las diversas clases por las que navegó antes de dedicarse al patín a vela “me sirvieron de mucho”. En ese sentido, como afirmaba el Campeón de España de este 2018, Oriol Mahiques, cuando ejercía de entrenador del equipo de patín a vela junior del Club Náutic Sitges, recomendando que “es bueno pasar por cuantas más clases se pueda porque ello enseña y da más perspectiva”, Puigoriol afirma que su paso por el Optimist, el Moth Europa, el 470, láser y crucero “me aportaron amplitud”. A continuación reconoce que, “si navegas sólo en una clase, aunque entrenes mucho, siempre acabas haciendo un poco lo mismo. En cambio, si has navegado en barcos de timón, o con dos-tres velas o formando equipo como en crucero, todo ello te va formando y acaba sedimentando en tu interior de modo que llegas a exprimir y sacar réditos de todo lo vivido en las otras tipologías de barco”.

El patín a vela no es un ‘cementerio de elefantes’

Ramón Puigoriol asegura que en el patín a vela “hay un gran nivelón”. Añade que hay “gente muy buena, que sabe mucho”. Sobre la avanzada edad media de los patrones de la clase sostiene que “el patín no es un ‘cementerio de elefantes’, sino que es una clase bastante transversal a nivel de edades, si bien se nota cierta carencia de gente joven, sobre todo en la franja de los 20 a los 35 años”. 

Con todo reconoce que “nos faltan más Orioles Mahiques para dar caña” y lo argumenta en base al nivel de Mahiques “pero muy especialmente por su juventud” y subraya que “aunque Oriol Mahiques ganó el último campeonato de España con notoria maestría y talento, tuvo que trabajárselo. En el patín a vela, como en el resto de clases, nadie regala nada y, como decía, hay gente que, aunque veterana sigue siendo muy buena y teniendo mucha cuerda por delante todavía”.

De mayor quisiera ser como Goran Nyman

Frente a la juventud de Mahiques, Puigoriol reconoce su admiración por el hecho de que en la clase pueda haber competidores de 85 años como Goran Nyman que constituyen todo un ejemplo de afición”. Tras lo dicho sentencia “de mayor, quisiera ser como Goran Nyman”.


No hay comentarios

Añade el tuyo