FITNESS

El acuerdo no obliga a reabrir los gimnasios cerrados por la pandemia

El abogado defensor de los gimnasios advierte que la PNL del PP “carece de efecto directo y práctico”

240 entidades ya se han registrado en la demanda contra las administraciones

alberto-Palomar-Broseta-abogados-y-alberto-garcía-chapuli-Fneid-bis

GESTO POLÍTICO. Tanto el letrado Alberto Palomar, del bufete Broseta Abogados (a la izquierda), como el gerente de la Fneid, Alberto García Chapuli (a la derecha), han coincidido que, pese que la PNL aprobada ayer en el Congreso de los Diputados carece de efectividad práctica, supone un gesto político que podría modificar ligeramente la consideración de las administraciones hacia deporte en el caso de haber otra pandemia o catástrofe similar.

(19-2-2021). Alberto Palomar, el abogado que lidera la demanda impulsada por Fneid de los gimnasios contra las administraciones central y autonómicas, advierte que la proposición no de ley que ayer declaró el deporte como actividad esencial, “carece de efecto directo y práctico”.

Contenido estético sin contenido normativo. Esta es la interpretación que se desprende del redactado final de la Proposición no de Ley (PNL) que fue aprobada ayer en el Congreso. Según el letrado de Broseta Abogados que dirige la demanda de los gimnasios, Alberto Palomar, el texto “tiene un componente simbólico”, pero no supone en ningún caso una modificación de la ley.

”Esta PNL no deroga el cierre de los gimnasios ni tampoco tiene efecto a nivel fiscal”, explica. Es decir, que las comunidades donde haya gimnasios cerrados, deberán seguir con la persiana bajada hasta que los gobiernos autonómicos digan lo contrario. La PNL no tiene ningún efecto práctico en los cierres ni tampoco implica una rebaja del IVA para los servicios deportivos. “Para que hubiera algo de esto, habría que trasladarlo a leyes específicas. Por ahora, sólo el artículo 6 de la Ley del Deporte de 1990 contempla que ‘El deporte de alto nivel es de interés’”, añade el letrado.

Pese a carecer de efecto jurídico, Palomar sí cree que supone un gesto político que podría modificar ligeramente la consideración de las administraciones hacia deporte en el caso de haber otra pandemia o catástrofe similar. “Al principio de la pandemia se dividieron entre actividades esenciales y no esenciales. Si ahora lo consideran esencial, incluso no siendo de ley, podría modificar un poco su estatus para no desobedecer al Parlamento”.

FNEID PIDE “COHERENCIA POLÍTICA”

Pese a reconocer que la PNL carece de efectividad práctica, la patronal del fitness español, Fneid, valora “muy positivamente” esta medida. “Es un paso adelante que se esté debatiendo sobre esto. Llevamos mucho tiempo defendiendo que el deporte es una actividad esencial, así que es positivo que las posturas de los grupos parlamentarios sean favorables”, comenta el gerente de Fneid, Alberto García.

La patronal confía en que este reconocimiento explícito pueda “transformarse en políticas que lo lleven a la práctica”. García pide también coherencia entre la PNL aprobada en el Congreso y la gestión de los servicios deportivos en las distintas comunidades autónomas y ayuntamientos dirigidos por los mismos grupos políticos. “Si unos grupos parlamentarios reconocen una actividad esencial, deberían tenerlo en cuenta cuando toman medidas que afectan a esta actividad”, insiste.

Según Fneid, este es un paso más que ratifica el trabajo realizado en los últimos meses, pero que debe terminar logrando la aprobación de esta consideración “esencial” en forma de ley. Algo que sí blindaría al sector de posibles cierres y que, según el gerente de Fneid, “depende sólo de la voluntad política”.

PNL APROBADA POR 23 VOTOS A FAVOR

PSOE y PP alcanzaron ayer un acuerdo en el Congreso de los Diputados para aprobar una proposición no de ley que declarara el deporte como “actividad esencial”. La enmienda transaccional fue votada favorablemente en la Comisión de Cultura y Deporte con 25 votos a favor y 12 abstenciones.

El texto consta de cinco puntos, siendo el último el más determinante, ya que deja a criterio de las autoridades sanitarias el poder modificar este estatus. Así pues los gobiernos autonómicos podrán seguir cerrando los servicios deportivos en caso de considerarlo necesario por motivos epidemiológicos.

PUNTOS ACORDADOS

Estos son los puntos acordados en la PNL:

  1. El reconocimiento de la Actividad Física y Deporte como “Actividad Esencial” por ser y tener un claro beneficio para la salud de las personas que lo practican
  2. Adoptar las medidas necesarias para garantizar la protección y continuidad de los servicios profesionales prestados en el ámbito de la práctica de la actividad física.
  3. Garantizar a las personas que requieran una especial atención, por razón de edad, capacidad física o psíquica, o patologías, que sigan recibiendo los servicios de ejercicio físico prestados por personal cualificado.
  4. Expedir certificados para la práctica deportiva supervisada por personal con cualificación en los casos que sea necesario acreditar el desplazamiento de las personas que practiquen la actividad física y deporte.
  5. Este reconocimiento se verá solamente alterado de manera excepcional cuando las circunstancias sanitarias lo hagan necesario e imprescindible”.

LA DEMANDA, A BUEN RITMO

El gerente de Fneid también valoró positivamente el ritmo de adscripciones a la demanda de responsabilidad patrimonial que quieren presentar antes del 14 de marzo ante las administraciones central y autonómicas.

El plazo de inscripciones empezó el pasado 1 de febrero, y en dos semanas y media ya se han registrado cerca de 240 entidades. Una cifra que está por encima incluso de las previsiones que Fneid tenía a estas alturas. Desde la patronal reconocen que han recibido peticiones de centros no asociados y que están interesados en poder formar parte de esta iniciativa.


No hay comentarios

Añade el tuyo