FITNESS

Según un estudio de la Universidad de Finlandia

El uso frecuente de la sauna reduce el riesgo de padecer alzhéimer

sauna alzheimer

Los investigadores especulan que el uso de la sauna aumenta la frecuencia cardíaca de una manera que es comparable al ejercicio, que beneficia la salud del corazón.

(17-2-2017). La Universidad de Finlandia ha realizado un estudio que confirma que el uso de la sauna puede tener beneficios en los trastornos de la memoria. La investigación ha seguido a más de dos mil hombres durante veinte años.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Finlandia ha identificado un vínculo entre el uso regular de sauna y la reducción del riesgo de la enfermedad de Alzheimer y de otras demencias en los hombres.

Investigaciones anteriores habían sugerido que el uso de la sauna puede beneficiar a la salud cardiovascular, pero el experto Jari Laukkanen y su equipo señalan que ningún estudio ha investigado si el uso de la sauna puede tener algún beneficio en los trastornos de la memoria.

Para averiguarlo, los investigadores analizaron los datos de 2.315 hombres, aparentemente sanos, de entre 42 y 60 años de edad, que formaban parte del Estudio de Factor de Riesgo de la Enfermedad Cardíaca Isquémica de Kuopio. Dividieron a los hombres en tres grupos según su frecuencia de uso de la sauna, ya fuese una vez a la semana, dos o tres veces a la semana o de cuatro a siete veces a la semana.

20 años de seguimiento

El estudio siguió a los participantes una media de veinte años, durante los que se acabaron diagnosticando 204 casos de demencia y 123 casos de alzhéimer, la forma más común de demencia.

Los investigadores descubrieron que los hombres que utilizaban la sauna con más frecuencia estaban en menor riesgo de demencia, disminuyendo este riesgo cuanto más frecuente fuesen sus jornadas de sauna.

En comparación con los hombres que utilizaban la sauna una vez a la semana, los hombres que acudían de cuatro a siete veces por semana tuvieron un riesgo 66% menor en cualquier demencia y un 65% menos de posibilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Más frecuencia cardíaca

Estos resultados se mantuvieron después de explicar varios factores como la edad de los participantes, la ingesta de alcohol, el tabaquismo, el índice de masa corporal, la incidencia de ataque cardiaco previo y el diagnóstico de diabetes tipo 2.

“En esta población masculina, la alta frecuencia del baño de sauna se asoció con menores riesgos de demencia y de enfermedad de Alzheimer. La sensación de bienestar y relajación experimentada durante el baño de sauna también puede desempeñar un papel”, afirma Jari Laukkanen, líder del trabajo.

Los investigadores especulan que el uso de la sauna aumenta la frecuencia cardíaca de una manera que es comparable al ejercicio, que beneficia la salud del corazón. Este mismo mecanismo también podría ser beneficioso para la memoria, según los autores. Los hallazgos han sido publicados en la revista Age and Aging.


No hay comentarios

Añade el tuyo