FITNESS

Con cambios importantes

España renueva la pirámide de alimentación e hidratación

Nueva Pirámide hidratación saludable

La nueva pirámide de hidratación saludable.

(28-4-2017). La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha presentado las nuevas ‘Guías alimentarias para la población española’, que sustituyen a las de 2001 e incluyen novedades en la pirámide nutricional y de hidratación.

España seguía rigiéndose hasta ahora por la pirámide alimentaria divulgada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) en 2001. Esta guía se ha actualizado ahora bajo el nombre de ‘Guías alimentarias para la población española’, que han sido actualizadas en función de la evidencia científica actual y que suponen un cambio importante en la distribución de la pirámide de la alimentación saludable que se venía recomendando hasta la fecha.

Así, desde ahora, en la base de la pirámide nutricional aparecen una serie de hábitos que complementan los beneficios de una dieta saludable, entre ellos realizar una hora de actividad física diaria, el equilibrio emocional (el llamado mindful eating), el balance energético (equilibrar la ingesta de alimentos a la actividad física que realizamos), utilizar técnicas de cocina más saludables (como la cocina a vapor, las menos elaboradas o las preparaciones seguras en crudo) y la ingesta de entre cuatro y seis vasos diarios de agua.

La base de la dieta mediterránea

La parte central de la pirámide, la más importante, está compuesta por los alimentos que han conformado siempre el núcleo de la dieta mediterránea, y en ella aparecen los cereales (preferiblemente integrales o elaborados con harinas de grano entero), el aceite de oliva, las legumbres, las hortalizas y las frutas y verduras. De éstas últimas se recomienda consumir más de cinco raciones al día. Para fomentar el gusto por la fruta en los niños los expertos recuerdan que ofrecérselas peladas y troceadas en un plato de fruta variada y multicolor “mejora su aceptación y consumo en todas las edades”.

El núcleo central lo cierran los productos lácteos de calidad (de los que se recomiendan entre 2 y 3 raciones al día, a ser posible priorizando los que no tengan azúcares añadidos) y los pescados, huevos, frutos secos y carnes blancas, para los que la recomendación es alternar y ofrecer entre 1 y 3 raciones diarias.

Suplementos

El tramo superior de la nueva pirámide nutricional está formado por las carnes rojas y procesadas, las bebidas alcohólicas, la bollería industrial y los productos industriales y azucarados en general, que desde la SENC recomiendan consumir solo de forma opcional y moderada. En el caso de la repostería, se considera importante priorizar aquella que sea elaborada en casa con productos y técnicas tradicionales.

Además, en la nueva pirámide también aparecen por primera vez los suplementos nutricionales, que considera que se “pueden ser utilidad en casos en los que existen necesidades especiales”.

En todo caso, estos solo se deberían consumir bajo “pautas individualizadas que sean el resultado del consejo dietético planteado por un profesional médico o sanitario”, como puede ser el ácido fólico en mujeres embarazadas, la vitamina B  en las personas que sigan dietas veganas o vegetarianas, la vitamina K en el caso de los recién nacidos o la vitamina D, también necesarias en recién nacidos, niños o ancianos si no están tomando el sol lo suficiente.

Nueva pirámide alimentación saludable

La pirámide de hidratación

Respecto a la hidratación, los expertos en nutrición que han participado en la creación de la pirámide, recomiendan la ingesta de 2,5 litros de líquido diario (cantidad que podría aumentar en caso de actividad física, aumento de la temperatura o humedad ambiental, fiebre o pérdida de líquidos). La mayoría de ese líquido debe proceder del agua de bajo contenido salino, que conforma la base de la pirámide de hidratación.

En un segundo escalón estarían las aguas de alto contenido salino, así como las bebidas refrescantes, café, té u otras infusiones, todos ellos sin azúcar.

El tercer bloque es el de las bebidas con ciertos contenidos calóricos y nutrientes de interés, como los zumos de frutas naturales, los zumos de verduras, los caldos, la leche o lo productos lácteos sin azúcar y bajos en grasa, la cerveza sin alcohol o los cafés y tés con azúcar.

En la cúspide de la pirámide estarían los refrescos azucarados y los zumos comerciales, cuyo consumo solo debe ser ocasional.

Consejos

Además de la nueva pirámide, desde la SENC también se ofrecen en las nuevas ‘Guías alimentarias para la población española’ una serie de consideraciones y consejos complementarios, entre ellos el de la alimentación sostenible, siguiendo la técnica de las ‘3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar’.

También destacan la necesidad de apostar por productos de cercanía y de temporada; de leer el etiquetado de los productos para conocer su composición antes de tomar la decisión de compra; o, entre otros, la concienciación a favor del comercio justo y de prácticas éticas de agricultura, ganadería y pesca.


No hay comentarios

Añade el tuyo