RUNNING

Los 10 maratones más rápidos de la historia

La mayoría están en Europa

mejores-maratones

Los diez mejores maratones de la historia. según sus cronos.

(19-12-2018). Se termina un 2018 que ha visto cambios sustanciales en el mundo del maratón. El récord del mundo tiene nuevo dueño: Eliud Kipchoge. Un nuevo registro de referencia en el ámbito del maratón que también ha visto la entrada dentro del Top-10 del que ya es el mejor maratón que se corre en suelo español: el de Valencia. A continuación, analizamos los 10 mejores maratones del mundo, basándonos en los tiempos y cómo ha cambiado esta clasificación durante los últimos 12 meses. Dos titulares rápidos: los atletas kenianos copan la mayoría de tiempos en una tabla en la que hay mayoría de carreras europeas.

1.Maratón de Berlín (2:01:39, Eliud Kipchoge, Kenia, año 2018).

Maratón de Berlín.

Ha sido sin ninguna duda el maratón de referencia en los últimos 15 años. Desde que el corredor norte-americano Khalid Khannouchi estableció en Londres el récord del mundo (2:05:38) en el año 2002, todos los récords posteriores han llevado la firma de la capital germana. Y, con el del keniano Eliud Kipchoge el pasado mes de septiembre ya van 7 de forma consecutiva, en categoría masculina. Kipchoge estableció el pasado 16 de septiembre el actual récord mundial en la distancia de Filípides: 2:01:39, corriendo a 2’52 min/km. O, lo que es lo mismo, rebajó en 1 minuto y 18 segundos el antiguo tiempo de Denis Kimetto. Además de lograr su gran objetivo –y el sueño que no había podido cumplir en 2 anteriores ocasiones en Berlín- de batir por fin el récord, Eliud amplió el que ya es el mejor palmarés dentro del mundo del maratón (de hecho, el prestigioso periódico norteamericano ya le ha nombrado el mejor maratoniano de todos los tiempos).

Con 33 años, Kipchoge ha ganado 10 de los 11 maratones que ha disputado desde que debutara en Hamburgo en el año 2013, además de ser el actual campeón olímpico y mundial de los 42.195 metros. Y en su palmarés suma ya 7 “majors”, entre los que están Londres, Chicago y Berlín. De hecho, únicamente ha perdido en una carrera de 42.195 metros. Fue en 2013, cuando terminó 2º tras su compatriota Wilson Kipsang que, aquel mismo día, estableció un nuevo récord del mundo en la distancia (2:03:23), también en el rápido trazado berlinés donde él, este año, ha instaurado el nuevo marco de referencia. Su físico parece estar esculpido bajo la mano del mismísimo Michelangelo: 1’67 cm y 57 kilos de peso de este gran lector y amante del pensamiento de Aristóteles.

2.Maratón de Londres (2:03:05, Eliud Kipchoge, Kenia, año 2016).

Maratón de Londres.

A pesar de las expectativas que sigue generando año tras año a nivel de márketing, un año más, Londres ha tenido que conformarse con mantenerse como el segundo maratón más rápido de la historia. Sigue valiendo el tiempo que estableció el mismo Kipchoge en 2016 como marca de referencia: 2:03:05. El calor reinante en la edición de este año (más de 20 grados en buena parte del recorrido) impidió al propio corredor keniano acercarse a su marca. El atleta de Eldoret tuvo que conformarse con un tiempo de 2:04:17. Eso sí, a pesar de no lograr el ansiado récord del mundo en esta ocasión –estamos hablando del pasado mes de abril, meses después sí lo lograría en Berlín-, el maratoniano de la sonrisa eterna logró su 3ª victoria en Londres, tras las conseguidas en 2015 y 2016. De esta forma, empató en esta triple corona con el mejicano Dionicio Cerón (1994, 1995 y 1996), el portugués Antonio Pinto (1992, 1997 y 2000) y su compatriota Martin Lel (2005, 2007 y 2008).

No obstante, la capital británica sigue atesorando el mejor crono en categoría femenina. La británica Paula Radcliffe fijó en 2:15:25 el que sigue siendo el récord mundial en la distancia. Fue hace 15 años, en abril de 2003. Desde entonces, el crono de Radcliffe ha sido inalcanzable para kenianas, etíopes o japonesas. La keniana Mary Keitany ha sido la que más se ha acercado al registro de la británica. Y también lo hizo en Londres. En 2017, marcó la que es la segunda mejor marca de todos los tiempos: 2:17:01. Tanto el tiempo de Radcliffe como el de Keitany, demuestran los grandes puntos fuertes del trazado londinense, uno de los más rápidos del mundo junto a Berlín. De todas formas, en muchas ocasiones, la lluvia hace acto de presencia y acaba condicionando las marcas en suelo británico. No fue el caso de aquel ya lejano 13 de abril de 2003. Desde entonces, ni en Londres ni en ninguna otra ciudad, ha habido mujer más rápida que Radcliffe.

3. Maratón de Frankfurt (2:03:42, Wilson Kipsang, Kenia, año 2011).

Maratón de Frankfurt.

Este maratón completa el podio de los 3 más rápidos del mundo. Eso sí, hace ya 7 años que no se mueve el mejor registro en esta ciudad alemana. El 2:03:42 del keniano Wilson Kipsang en octubre de 2011 sigue siendo el tiempo referencial. El que fuera poseedor del récord del mundo entre 2013 y 2014 –el único hombre que ha batido a Kipchoge en un Maratón-, Wilson Kipsang, estableció por aquel entonces esta marca en su intento de batir el tiempo de Patrick Makau en Berlín meses antes (2:03:38, en septiembre de 2011, que era en aquellos tiempos el récord del mundo). Kipsang se quedó a tan sólo 4 segundos de la marca de su compatriota. No obstante, desde entonces, en las 7 ediciones posteriores, ningún corredor ha vuelto a ser tan rápido en la cita de Frankfurt. Sin ir más lejos, el ganador de la edición de este año fue el etíope Kelkie Gezahegn Woldaregay, que paró el reloj en 2:06:37.

4. Maratón de Chicago (2:03:45, Dennis Kimetto, Kenia, año 2013)

Maratón de Chicago.

Chicago tiene el privilegio de ser la prueba de 42.195 metros más rápida fuera del continente europeo y, lógicamente, la primera en suelo americano, cuna del mundo maratoniano por excelencia desde que Frank Shorter ganó la medalla de oro en esta distancia en los JJOO de 1972 en Múnich. Un año antes de establecer su récord del mundo en Berlín en 2014, Dennis Kimetto fue capaz de ganar el maratón de Chicago. Sin ser nada supersticioso, el 13 de octubre de 2013, el oriundo keniano marcó un gran crono de 2:03:45. En un duelo milla a milla con su compatriota Emmanuel Mutai, Kimetto marcó este registro que rebajaba en casi 1 minuto el anterior tiempo en Chicago (el etíope Tsegaye Kebede había logrado un gran crono de 2:04:38 en Chicago un año antes, en 2012).

El trazado de Chicago tiene el honor, además, de poseer la tercera mejor marca de la historia del maratón femenino. Tal y como hemos comentado, Londres domina con el primer y segundo mejor tiempo –Radclifee y Keitany-, pero la capital del estado de Illinois se cuela en esta lista gracias al crono de la rusa Liliya Shobukhova el 9 de octubre de 2011. La atleta rusa cruzó la línea de meta con un 2:18:20, a casi 3 minutos del récord del mundo. Sin embargo, 7 años después, sigue teniendo un lugar en el podio de honor de los 3 maratones femeninos más rápidos de siempre.

5. Maratón Tokio (2:03:58, Wilson Kipsang, Kenia, año 2017).

Maratón de Tokio.

Tokio es otro de los Six World Marathon Majors, lista exclusiva de la que forma parte desde 2013 y que también incluye a Berlín, Londres, Chicago, Boston y Nueva York. La capital nipona tiene el honor, además, de ser el primero del continente asiático en esta clasificación de los 10 maratones más rápidos de todos los tiempos. El tiempo de referencia lo logró, como en Frankfurt, Wilson Kipsang en su intento por batir el que era el récord del mundo en aquellas fechas, ostentado por Dennis Kimetto. El ex recordman mundial de la distancia tuvo que conformarse, eso sí, con quedarse a más de 1 minuto del registro de su compatriota, a pesar de haberse “sentido muy bien” durante toda la carrera, tal y como reconoció al cruzar la línea de meta. El viento reinante en aquella edición “me impidió ir un poco más rápido”, admitió también Kipsang.

Un año después de la marca de Kipsang, en la edición de este año 2018, también hubo victoria keniana. Dickson Chumba ganó con un registro de 2:05:30 el pasado 25 de febrero en la capital japonesa. De hecho, Dikscon es una auténtica leyenda en Tokio. Con la de esta edición, suma ya 2 victorias en esta misma prueba en la que, además, ha subido en 5 ocasiones al pódium.

6. Maratón de Dubái (2:04:00, Mosinet Geremew, Etiopía, 2018).

Maratón de Dubai.

Este maratón de más reciente creación es uno de los que más dinero mueve dentro de los 42.195 metros. Podríamos calificarlo –sin faltar al respeto a nadie- como uno de los nuevos ricos de la distancia. Y es que los petrodólares son un gran reclamo para grandes atletas. De hecho, el propio Kenenisa Bekele intentó batir el récord del mundo en este mismo trazado el año 2017. Una inoportuna caída en la salida le hizo abandonar antes de cruzar el punto del medio maratón. Dubái ha entrado este año en la lista de los 10 maratones más rápidos de la historia gracias al tiempo de un compatriota de Bekele precisamente. El etíope Mosinet Geremew venció el pasado mes de enero en el recorrido de la capital de uno de los 7 Emiratos Árabes Unidos. Geremew cruzó la línea de llegada con 2:04:00, mejorando en 11 segundos el tiempo del también etíope Tamirat Tola en 2017. Eso sí, fue una victoria realmente sufrida, ya que después de más de 42 kilómetros, tan sólo pudo sacarle 2 segundos al también etíope Leul Gebrasilase. De hecho, tradicionalmente, Dubái es una maratón que apuesta por los atletas etíopes. En la edición de este año ganada por Geremew, seis atletas más de este mismo país cruzaron la línea de llegada por debajo de las 2 horas y 5 minutos. El maratón de Dubái es la principal competición de Oriente Medio dentro de esta distancia. En la edición de este año, la 19ª de su historia, contó con la participación de más de 30.000 corredores procedentes de todo el mundo.

7. Maratón de Abu Dabi (2:04:04, Maruis Kipserem, Kenia, año 2018)* 

Maratón de Abu Dabi.

El Maratón de Abu Dabi ha sido el último en entrar en esta prestigios lista, si bien debemos poner con un interrogante en mayúsculas su entrada (de aquí que pongamos un asterisco a esta prueba). Y es que en su primera edición, celebrada a principios del mes de diciembre, ganó el keniano Marius Kipserem con un crono de 2:04:04. Era el maratón número 16 para este corredor que, en las carreras anteriores, tenía un mejor tiempo de 2:06:11. Hasta aquí todo más o menos normal, aunque no es habitual que un corredor de esta extirpe consiguiera un mordisco tan grande en su marca personal que, a la postre, le dio la victoria y uno de los cronos más rápidos de la historia.

La puesta en escena del primer ADNOC Abu Dabi Marathon fue espectacular. Como todo lo que se hace en la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Entre los participantes, estaba el flamante récord del mundo de media maratón en Valencia, Abraham Kiptum, también corredores como Abera Kuma o el ganador Marius Kipserem. El reclamo, los cuantiosos y suculentos premios que había en juego: 100.000 dólares para los campeones masculino y femenino, 25.000 para los segundos y 15.000 para los terceros. El perfil del circuito, muy llano, con el sky line de la capital de los Emiratos Árabes Unidos de fondo, hacía presagiar un buen tiempo. Eso sí, las condiciones meteorológicas –más de 22 grados y la alta humedad, de más de 70%- han puesto en duda los tiempos logrados. Además, Kipserem corrió en negativo, siendo 1 minuto más rápido en el segundo medio maratón cuando el sol brillaba en todo su esplendor. Un ejemplo en cifras. Del kilómetro 30 al 35, Kipserem voló con un crono de 13:55. En ese mismo segmento, Kipchoge marcó 14:29 en Berlín cuando estableció el actual récord mundial. Más argumentos, por lo tanto, podríamos decir que son sobreros.

8. Maratón de Ámsterdam (2:04:06, Lawrence Cherono, Kenia, año 2018).

Maratón de Amsterdam.

La capital holandesa también ha entrado este año en este cerrado grupo. Lo hizo el pasado mes de octubre gracias al keniano Lawrence Cherono que cerró un crono de 2:04:06 en la que era la 43ª edición de esta carrera histórica con inicio y final en el antiguo estadio olímpico de la localidad. Bajo unas condiciones meteorológicas ideales -12 grados en el punto de salida con un cielo un poco encapotado- Cherono fue capaz de rebajar en más de 1 minuto el anterior récord en Ámsterdam, que él mismo había establecido un año antes. Al mismo tiempo, el atleta keniano de 30 años logró correr más rápido que cualquier otro corredor en suelo neerlandés en toda la historia (Duncan Kibet, también de Kenia, había corrido en 2:04:27 en Rotterdam en el año 2009). Cherono, además, fue capaz de vencer al gran dominador del fondo mundial durante casi una década, el etíope Kenenisa Bekele, que no ha podido confirmar los presagios de su poder en su paso a la distancia del maratón. Tras Berlín, Londres y Fankfurt, Ámsterdam se ha convertido, gracias a Cherono, en el 4º maratón europeo más rápido de la historia.

9. Maratón de Róterdam (2:04:27, Duncan Kibet, Kenia, año 2009).

Maratón de Rotterdam.

Menos de 80 kilómetros separan Ámsterdam de Róterdam. O, lo que es lo mismo, menos de 2 maratones. Las dos ciudades holandesas tienen una amplia historia dentro de los 42.195 metros, aunque, hasta este año, Róterdam siempre había dominado en cuanto a registros. El tiempo referencial de Róterdam está a punto de cumplir casi una década. Y es que ya hace más de 9 años que el keniano Duncan Kibet fue capaz de volar sobre el trazado llano de la ciudad holandesa para cruzar la línea de llegada con un 2:04:27. Un tiempo que, por aquel entonces, fue de los más rápidos de la historia del Maratón y que se quedaba a tan sólo 28 segundos del crono que un año antes, en 2008, el etíope Haile Gebrselassie había lograda en Berlín (2:03:59) como nuevo récord del mundo.

10. Maratón de Valencia (2:04:31, Leul Gebreselassie, Etiopía, año 2018).

Maratón de Valencia.

La capital del Turia ha vivido un año de ensueño dentro del mundo del atletismo. El pasado mes de marzo acogió el mundial de medio maratón sobre un trazado que se demostró rapidísimo. Un aspecto confirmado a finales de octubre por el keniano Abraham Kiptum que implantó el nuevo récord del mundo de los 21.095 metros con un crono espectacular de 58:18. Esto es, 5 segundos menos que la anterior marca del eritreo Zersenay Tadese, fechada ya desde hacía cosa una década (Lisboa, 2010). De hecho, hace pocos días la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha comunicado que ha ratificado oficialmente este récord del mundo de Kiptum.

Pero la alegría ha sido completa también en la distancia de Maratón, que ha certificado nuevamente las bonanzas de correr por el circuito valenciano. Y es que el pasado 2 de diciembre Valencia entró dentro del top 10 de los maratones más rápidos de la historia gracias al etíope Leul Gebreselassie. El corredor africano paró el reloj en 2:04:31 y catapultó a Valencia de la 13ª posición a la 10ª dentro de las ciudades con un maratón más veloz. No sólo Gebreselassie, sinó que también el 2º y el 3er. clasificado (Elhassan El Abbasi de Bahrein y Matthew Kisorio, también keniano) fueron capaces de correr más rápido que el anterior récord valenciano (2:05:15). Eso sí, Gebreselassie no fue capaz de superar su propia plusmarca personal en la distancia por un escaso margen de segundos (2:04:02). En la misma línea de meta, el maratoniano etíope admitió que “el recorrido de Valencia es muy bueno para los corredores”. Su compatriota Ashete Dido también lo demostró en la categoría femenina, ya que ganó con un tiempo de 2:21:13, rebajando en más de 3 minutos y medio el anterior récord sobre el mismo trazado.

Fuera de categoría: Maratón de Boston (2:03:02, Geoffrey Mutai, Kenia, año 2011)

Maratón de Boston.

El 18 de abril de 2011, el keniano Geoffrey Mutai batía el récord de maratón vigente para establecer un crono de 2:03:02. Sin embargo, dicha marca nunca subió a los anales de la historia del maratón y el récord de Haile Gebrselassie se mantuvo aún unos meses más, hasta que Patrick Makau se lo arrebató en Berlín aquel mismo año, en septiembre de 2011. Meses antes, su compatriota Mutai fue capaz de correr el maratón más rápido de la historia hasta la fecha. Pero el trazado de Boston no cumple con la normativa de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que exige que la diferencia de altitud entre la salida y la llegada no exceda de 42 metros (entre otros muchos requisitos). Por lo tanto, Geoffrey Mutai tuvo el honor de ser, durante unos meses, el hombre más rápido del planeta en los 42.195 metros sin tener un récord oficial que le acreditara como tal.

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo