RUNNING

Entrevista a uno de los tres candidatos a la presidencia de la Real Federación Española de Atletismo

Vicente Añó: "El atletismo español necesita ayuda"

(24-10-2012). El valenciano Vicente Añó (Llombai, Valencia, 1951) es uno de los tres firmes candidatos que junto a José María Odriozola y el binomio Fermín Cacho-Martín Fiz, se disputarán el próximo 17 de diciembre la presidencia de la Real Federación Española de Atletismo, en uno de los momentos más convulsos del atletismo español, azotado por la crisis y una mala imagen condicionada por los resultados en competiciones internacionales. Con dos décadas en su haber como vicepresidente de la RFEA bajo el mandato de Odriozola y habiendo sido gestor, entre otros eventos, de los Juegos del Mediterráneo de Almería y del dossier de la candidatura de Tarragona 2017, Añó desgrana los motivos que le han llevado a presentar su candidatura y todos aquellos aspectos del atletismo español que deben ser mejorados. Y anima a los votantes a ir a las urnas porque, afirma, “el cambio es posible”.

¿Qué motivos le han llevado a presentarse a la presidencia de la RFEA?
El motivo principal es que creo que el atletismo español necesita un cambio, una alternativa. Se trata de un deporte que está pasando por su particular crisis, además de la crisis general que padece el país, y que está acusando además una falta de buenos resultados deportivos. El atletismo necesita ayuda y se la quiero proporcionar.

¿Qué cree que puede aportar de nuevo a la Federación?
Mi experiencia en materia de gestión. He organizado varios campeonatos, entre los que se encuentra el Mundial de Sevilla 99, y participado en la gestión de los Juegos del Mediterráneo. Además, considero que mantengo una buena relación con los medios de comunicación y con las empresas que pueden ayudar a promover el atletismo, un aspecto muy necesario en estos momentos en los que la captación de inversiones es crucial. Es necesario cambiar la imagen que se tiene del atletismo español.

Además de la imagen del atletismo, ¿cree que se debería cambiar también el modelo y la estructura en la gestión de la Federación?
En la Federación se deben cambiar muchas cosas y no se trata de sustituir unas personas por otras, sino de modificar el modelo de gestión. Se trata de un modelo concebido en época de bonanza, hecho a principios de los años 90 y con el impulso de Barcelona ’92. Ahora, la situación es muy diferente y se deben llevar a cabo cambios que reflejen la nueva realidad.

Por ejemplo, estoy a favor de que los miembros de la Junta Directiva participen más de las decisiones que se toman en el seno de la Federación y que se incremente la participación externa de clubes y federaciones territoriales. Otro punto que he presentado en mi programa es la creación de la figura de director técnico que, además de aportar conocimientos técnicos, permita romper esa omnipresencia que parece tener el presidente en todos los ámbitos de la Federación. Y también considero imprescindible modificar los estatutos para limitar a tres los mandatos.

‘NO MATAR EL FUTURO DEL ATLETISMO’

Uno de los escollos con los que se encontrará el próximo presidente es lidiar con los recortes en las ayudas públicas. Si saliera elegido, ¿cómo aplicaría estos recortes?
La política de recortes vendrá condicionada por las directrices que dictamine el Consejo Superior de Deporte y que seguramente se decantará por mantener las ayudas para el Programa 1 de alta competición y reducir las partidas de las federaciones territoriales y las competiciones de clubs, lo cual mataría el futuro del atletismo. Si se cumple esta tendencia, deberemos trabajar para potenciar que clubes y federaciones territoriales cuenten con un mínimo de recursos.

Si tuviera un millón de euros procedente de patrocinios, ¿en qué los invertiría?
Pues en lo que quedara descuidado por las ayudas públicas, es decir, los clubes y federaciones territoriales.

‘ATRAER A LOS ATLETAS POPULARES’

El running está viviendo un boom que contrasta con la situación que atraviesa el atletismo español. ¿Es señal de que algo no se está haciendo bien?
En el mundo del atletismo hemos pecado de ser demasiado exclusionistas. No se ha obrado bien y no se estuvo presente en el auge de las carreras populares. La Federación se ha inmiscuido sólo a nivel reglamentario y en los dos últimos años las relaciones entre el atletismo federado y el popular se han crispado por iniciativas como la licencia de un día. El atletismo popular tiene una pujanza increíble y el de pista está descendiendo. No lo podemos negar. Pero lo que no se puede hacer es poner limitaciones al auge del atletismo popular, por ejemplo prohibiendo que atletas de élite participen en carreras populares. Hay que llegar a acuerdos con los organizadores de carreras e introducir y adaptar sus métodos de captación de corredores en los métodos de la Federación.

En el año 2010 la Federación registró 75.549 licencias, mientras que las cifras de corredores populares cuadriplican este número. Son deportistas que corren asiduamente y son atletas. Creo que aplicando una política de buena relación y de diálogo, y creando una comisión especial de carreras populares dentro de la Federación, se les podría atraer en vez de excluirlos como se ha hecho.

¿Cuáles diría que son los puntos débiles del atletismo español que deberían ser mejorados?
Se debería apostar por un plan de promoción del atletismo para que se avalen los hechos y datos positivos y no sólo los negativos. Asimismo, se deberían reforzar los núcleos locales de atletismo. Los que han destacado en Londres 2012 han sido aquellos atletas que pasan su día a día en su pueblo. Opino que los atletas deben estar en su casa y con su entrenador habitual, en vez de enviarlos a un centro de alto rendimiento nada más que empiecen a despuntar. Si es necesario, veo positivo que se formen en centros de tecnificación, pero los atletas se desarrollan mejor en su ámbito.

¿Es una cuestión, también, de invertir en la base?
En la base se da el problema de que es competencia de las federaciones territoriales y de las comunidades autónomas. De todos modos, se debería hacer un plan especial en los colegios y transmitir que el deporte es salud. En baloncesto creo que se ha hecho un gran trabajo de promoción del deporte en la base y hay que fijarse en los buenos ejemplos. En este ámbito hay mucho trabajo por hacer.

Tras Londres 2012, José María Odriozola sugirió que el problema de la falta de resultados de la Selección Española de Atletismo procedía de una falta de compromiso por parte de los atletas. ¿Qué opina?
No estoy de acuerdo. He sido atleta y entrenador, y, como mucho, la falta de compromiso se puede dar en tres o cuatro atletas. Pero cuando de 47 sólo hay cuatro finalistas, yo lo achaco más a un fallo de organización. Probablemente los atletas no llegaron a los Juegos en el mejor estado de forma porque seguramente el programa anual de competiciones no fue el adecuado.

'TOLERANCIA CERO AL DOPAJE'

Además de la falta de buenos resultados, otro de los aspectos que daña la imagen del atletismo español es el dopaje. ¿Cómo se puede hacer frente a esta lacra del deporte?
Lo tengo muy claro. Quiero atacarlo de dos maneras, jurídicamente introduciendo una cláusula en la que se permita tomar acciones ante la más mínima incidencia y adoptar una postura de tolerancia cero por parte de la Federación, siendo más proactiva.

Por último, ¿cómo ve el atletismo español dentro de ocho años? ¿Y a la Federación?
Espero que en mejor estado de lo que se encuentra ahora. Depende de si se produce un cambio o no. No me imagino mejoras, ni en la federación ni en el atletismo, sin un cambio. En este sentido, me gustaría pedir a la gente que se ilusione y vote, porque el cambio es posible y hay un nuevo tiempo para el atletismo español.


No hay comentarios

Añade el tuyo