RUNNING

Errores y aciertos al lavar la ropa técnica de running

lavar-ropa-running

Por sus propiedades técnicas, la ropa de running debe seguir un proceso concreto de lavado, si se quiere alargar su vida útil.

(18-7-2017). La ropa específica para correr presenta unas cualidades y unas características técnicas que pueden deteriorarse o desaparecer de un plumazo con algo tan sencillo como un mal lavado.

Sudor, polvo, barro, salpicaduras de agua, restos de alimentos. Son muchas las partículas de suciedad que recoge nuestra ropa durante una salida de running, aunque haya días en los que ni se vea una mancha ni desprenda demasiado olor.

Lavar si o si

El primer error que se comete a menudo con este tipo de prendas técnicas es creer que el proceso de lavado las daña y, por lo tanto, cuanto menos pasen por agua y jabón, mejor. Pero no es del todo cierto puesto, como coinciden en afirmar diversos especialistas en la venta de ropa de running, la adhesión de polvo y suciedad en las fibras textiles taponan los poros de las membranas y dañan sus propiedades transpirantes. Además, el sudor contiene amoníaco que puede ejercer un efecto corrosivo sobre el tejido, afectando a sus propiedades.

Así, a pesar de considerar que ese día se ha sudado poco y parecer que las prendas, con un poco de aireación, ya estarán listas para su próximo uso, no siempre favorece esta decisión a alargar la vida útil de este textil.

Una recomendación que no se aplicaría a complementos como guantes, gorros, bandas y tubulares, los cuales se aconseja lavarlos con menos frecuencia, cada dos o tres usos.

Es recomendable lavar la ropa técnica de running siempre después de cada uso y antes de estrenarla

Lavado rápido

Una vez hemos acabado la sesión de running y nos quitamos la ropa, se puede dejar secar antes de ponerla en el cubo de la ropa sucia. Pero lo que recomiendan los expertos es, siempre que sea posible, lavar la equipación justo después de su uso. Así se favorecerá que las fibras textiles vuelvan a su lugar y se desobstruyan de las partículas de sudor, sal, suciedad y bacterias diversas. Mientras que si se dejan secar las prendas antes de limpiarlas, las partículas de sudor quedarán más adheridas a las prendas, dificultando su eliminación.

Hay corredores que optan por dejar en remojo la ropa en el baño mientras se duchan, con el mismo jabón que se usa para el cuerpo, para lavarlas justo después de salir de la ducha y dejarlas secar colgadas en el mismo baño.

Para los que no se animen a probar esta opción, lo más aconsejable es lavar las prendas a mano en un lavado rápido de no más de 5 minutos.

Seguir siempre la etiqueta

Como el resto de prendas textiles, antes de lavar la ropa de running será necesario leer las instrucciones de lavado que indica cada fabricante en las etiquetas. No todas las prendas son iguales, por lo que no hay que confiarse en que vista una etiqueta, vistas todas. Cada prenda puede tener sus propias especificaciones.

En el caso de haber cortado las etiquetas, será útil memorizar las instrucciones de lavado o guardar la etiqueta en algún cajón para su futura consulta.

No todas las prendas son iguales, por lo que no hay que confiarse en que vista una etiqueta, vistas todas

Jabón y agua, y nada más

El proceso ideal de lavado de estas prendas es del revés, a mano, en agua fría, en un lavado corto  y con prendas de colores similares y fibras similares (sintéticas o naturales). Siempre que sea posible, realizar una colada sólo de ropa delicada y deportiva, sin mezclarla con otros tejidos.

Se puede usar la lavadora, puesto que muchos consideran que se distribuye mejor el jabón y se elimina la suciedad más eficazmente. Aunque hay fabricantes que especifican que mejor evitarla. En el caso de lavar a máquina, se recomienda escoger un programa de prendas delicadas o deportivas, a una temperatura no superior a 30º y con un centrifugado corto.

El jabón a utilizar será lo más neutro posible, sin demasiado perfume. Aunque lavemos ropa blanca, también se evitará aquellos jabones que integran blanqueadores, puesto que suelen contener lejías que dañan las delicadas membranas técnicas. Tampoco es recomendable usar suavizante, puesto que taponan los poros de las fibras y hacen que pierdan propiedades transpirantes, además de quebrase más rápido.

Lo mismo con los preparados ablandadores de agua. Por muy dura que sea el agua de tu región, el uso de estos recursos acartonan las prendas técnicas y las deterioran más rápidamente.

Secado

En cuanto al secado, se recomienda no realizar un centrifugado fuerte ni largo, ni estrujar en exceso si se lava a mano. Se trata tan solo de eliminar el exceso de agua.

A la hora de secar las prendas, es preferible evitar la secadora ya que estos tipos de tejidos técnicos no se llevan bien con esta máquina. Mejor secarlas al aire libre, evitando la exposición directa al sol.

Tampoco es compatible con la mayoría de estas prendas la limpieza en seco ni el uso de la plancha.

Sudor resistente

En en caso de que tengamos un olor corporal fuerte y persista en las prendas después de su lavado, existen varios remedios a aplicar.

Uno es el uso de bicarbonato de sodio, aplicando un vaso lleno de esta solución a un recipiente con agua donde se sumergirán las prendas durante 5 minutos. Después ya se puede proceder con el lavado habitual.

Otra opción más económica es añadir medio vaso de vinagre en el recipiente donde se lava la ropa. Dejar actuar unos minutos y después lavar la ropa con jabón.

Si ni así se elimina el olor a sudor del todo, otro remedio es aplicar sal en las zonas de máxima sudoración y dejar actuar durante dos horas, para después volver a lavar la ropa.

Y si ni con estos consejos te apañas y tienes la suerte de poder acudir a tu madre o alguien más entendido para que te eche un cable, solo hay que seguir las indicaciones de esta etiqueta: 😉

etiqueta-madre lavar ropa

Si no nos aclaramos con las indicaciones e iconos de las etiquetas, puede ser útil preguntarle a otra persona para que nos aconseje.

 

Artículos relacionados:

Para saber cómo lavar las zapatillas de running, sigue este link.

Sobre los cuidados de prendas con Gore-Tex, mira estos consejos.


No hay comentarios

Añade el tuyo