FITNESS

Arturo Manzanedo, propietario de Base Deportes Manzanedo, nos da las pautas

¿Cómo tienen que ser las zapatillas para ir al gimnasio?

(10-1-2014). La mayoría de los usuarios del gimnasio utilizan un único par de zapatillas que sirven tanto para entrenar en la sala de máquinas como para seguir cualquiera de las actividades dirigidas del centro. Por ello es muy importante acertar con el modelo elegido para que el calzado se adapte correctamente a cada actividad. Arturo Manzanedo, propietario de la tienda burgalesa Base Deportes Manzanedo, nos explica cuáles son las características imprescindibles que debe reunir este calzado.

La primera premisa a tener en cuenta es la amortiguación. “Esta prestación es muy importante para evitar impactos en las articulaciones porque el peso de nuestro cuerpo se multiplica con los rebotes al saltar o al correr, por lo que es fundamental que la suela de la zapatilla garantice una buena amortiguación”, explica Manzanedo. Además, indica que “muchos usuarios de gimnasio hacen un calentamiento en la cinta de correr antes de realizar otras actividades, por lo que la amortiguación también ayuda en este caso”.

Manzanedo precisa que en muchas ocasiones sirve una zapatilla de running, si bien recomienda que “sea un poco más robusta para que aguante mejor los movimientos laterales”.

Ligereza y transpiración
Otra característica importante es la ligereza. El experto incide en que “no debe ser una zapatilla muy armada ya que no vamos a recorrer largas distancias con ella. Es aconsejable que no pese mucho, que sea ligera”. Junto a la ligereza, otro factor en el que hace hincapié es la transpirabilidad, para lo que aboga por zapatillas en las que predomine la tela para asegurar la ventilación del pie en actividades indoor.

Ante todo comodidad
Manazanedo percibe que el diseño también pesa mucho a la hora de escoger el calzado para ir al gimnasio, sobre todo por parte de las mujeres, “que quieren que las zapatillas combinen bien con la ropa”. Pero el detallista insiste en que, por encima de todo, el calzado debe ser “muy cómodo”.

Para ello, según recuerda, es muy importante llevar el número que corresponde: “Hay mucha gente que lleva el calzado de deporte muy justo cuando lo ideal es que sobre un poco por la parte delantera, para lo que hay que llevarse, como mínimo, una zapatilla medio número más grande de nuestra talla habitual de pie”.

Más información: www.deportesmanzanedo.com


No hay comentarios

Añade el tuyo