RUNNING

Las 10 frutas con más agua

Soluciones para hidratarse comiendo

fruta-agua

(4-9-2019). Beber agua es de vital importancia para la salud y también para el rendimiento de un buen deportista. Además de beber agua, hay que tener en cuenta que podemos hidratarnos también a través de la ingesta de alimentos, como estas 10 frutas.

Además de los líquidos imprescindibles como el agua, existen otras formas de mantenernos hidratados, como es a través de la ingesta de alimentos. En otro artículo explicamos cómo podemos hidratarnos a través de los alimentos. En esta ocasión, nos centraremos en las 10 frutas que contienen más agua en su composición interna y que, por lo tanto, pueden sernos de gran ayuda de cara a mantener nuestros niveles de hidratación dentro de los márgenes adecuados y saludables. Gracias a los conocimientos de Laura Bonet, dietista de la clínica de nutricionistas Alimmenta en Sabadell, hemos elaborado este artículo.

Las 10 frutas con más agua

La Sandía. Esta fruta es prácticamente agua en su totalidad. Y es que el 91,7% de su composición está formada por H2O. De hecho, no hay más que fijarse en su nombre en inglés –watermelon- para deducir que este líquido es el principal elemento de su composición. Por este motivo, se trata de una fruta ideal para comer durante les meses de verano y, al mismo tiempo, conseguir una buena hidratación para nuestro organismo. Podemos tomarla en forma de postre o la podemos incorporar como complemento en alguna ensalada. Como curiosidad, destacar que es uno de los frutos con mayor tamaño y algunos ejemplares pueden alcanzar e incluso superar los 10 kilos de peso.

La Fresa. Está prácticamente al mismo nivel que la sandía, aunque por su apariencia, no diríamos lo mismo. En este caso, el 90,6% de su composición es agua. Al mismo tiempo, también nos aporta una gran cantidad de fibra, que ayuda a mejorar el tránsito intestinal. La fibra le atribuye a las fresas, y a las frutas en general, un gran poder saciante que ayuda a prevenir esas ganas de picar algo entre comidas.

La fresa, así como el fresón, aporta pocas calorías y su componente más abundante –lógicamente, después del agua- son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). También cabe destacar que son una buena fuente de vitamina C y ácido cítrico. Por este motivo, se recomienda consumirlas junto a las legumbres, ya que la vitamina C mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal. Por cierto, un consejo, se conservan mejor si no las manipulamos hasta justo el momento antes de servirlas.

El Melón. Está a menos de 2 puntos por debajo de la sandía y la fresa. Esto es, dispone de un 89,2% de agua. Si incluimos el melón como parte del postre o incluso acompañado de un poco de jamón serrano, ayudaremos a mantener nuestro organismo hidratado. Además, cuando comemos melón, también estaremos añadiendo una buena cantidad de potasio a nuestra dieta.

El Pomelo. Tiene casi el mismo porcentaje de agua en su composición que el melón. En este caso, hablamos de un 89% de agua. No es el cítrico más popular de entre esta categoría de alimentos, pero es preciso tener muy presente una de sus mejores calidades, la importante cantidad hídrica que contiene. Igual que las fresas que hemos comentado antes, el pomelo también es rico en vitamina C. Por último, hay que apuntar también que tiene efectos antioxidantes, que bloquean el efecto de los radicales libres, relacionados con las enfermedades degenerativas y las enfermedades cardiovasculares.

La Papaya. Tiene un 88,7% de agua. A parte de su buen gusto y su alto contenido en agua, cabe destacar si alto contenido en vitamina C. También es una fruta rica en carotenoides, responsables de su llamativo color naranja. Su función en el organismo es muy importante, ya que son los precursores de la vitamina A. Esta vitamina es importante para mantener un funcionamiento de la visión adecuado y para fortalecer nuestro sistema inmune. Puedes incluir la papaya como complemento en ensaladas o bien consumirlas entre horas para evitar llegar con demasiada hambre a la hora de comer.

El Melocotón. Se sitúa en 6ª posición en esta lista de las 10 frutas con más agua. En su caso particular, posee el 88% de agua. Se trata, sin ninguna duda, de una de las frutas estrella durante los meses de verano. Y no sólo por su composición, sino también –sobre todo- por su gusto y posibilidad de mezclar con todo tipo de alimentos en una cocina creativa.

La Naranja. Goza también de una buena cantidad de agua entre su configuración: un 87%. Es cierto que ahora mismo no es temporada de naranjas. No obstante, aún podemos incluirla como ingrediente en una macedonia, que añadirá una buena dosis de vitamina C. Las podemos consumir –en temporada, sobre todo- con salsa en una receta, en una crema o ensalada o directamente ingiriendo sus gajos. La importante presencia de la vitamina C que hemos comentado previamente ayuda a reforzar las defensas de nuestro sistema inmunitario.

El Albaricoque. Ocupa la 8ª posición en esta lista que hemos elaborado. Posee un 86,8% de agua. En su caso, estamos ante otra de las frutas que luce más en esta época del año –se recolecta entre mayo y agosto-. Contiene mucha vitamina A, un micronutriente esencial para el buen mantenimiento de la vista, la piel, los huesos y el sistema inmunitario. Paralelamente, también tiene una cantidad considerable de potasio. El albaricoque es una opción excelente para comer entre horas, ya sea fresco o también seco. Eso sí, en este último caso hay que advertir que 100 gramos de albaricoques secos contienen más azúcar que 100 gramos de albaricoques frescos.

La nectarina. Es otra de esas frutas con una gran presencia en esta estación del año. Su contenido de agua es del 86,5%. Aprovechando que la temporada de la nectarina es durante los meses de verano, es una alternativa perfecta para incluir en ensaladas, como snack entre horas e incluso en cremas frías como el gazpacho. De este modo, también conseguirás dar un toque de sabor diferente a tus platos. Su elevado contenido en agua la convierte en una fruta ideal para tomar durante el verano, cuando las altas temperaturas aumentan la posibilidad de deshidratarnos. Tampoco podemos olvidar que, cuando consumes nectarina, también estás aportando un extra de fibra a tu dieta.

La Piña. Cerramos esta lista de las 10 frutas con más agua con la piña. Es otra de esas frutas con un gran cartel en esta época del año y que podemos comer a todas horas. Por su parte, atesora un 86% de agua en su composición. Su contenido en fibra, unos 1’5 gramos por 100 gramos de alimento, es más que suficiente para otorgarle cierto efecto regulador de las funciones intestinales. También es rica en vitaminas, principalmente en vitamina C.

 

Información de contacto:

www.alimmenta.com

@alimmenta  


No hay comentarios

Añade el tuyo