FITNESS

Tras las vacaciones

Los 10 errores más comunes al retomar el entrenamiento y ejercicio físico

10 errores más comunes del regreso al entrenamiento y al ejercicio físico

Uno de los errores es entrenar haciendo siempre lo mismo. La variabilidad en el entrenamiento está posicionándose como uno de los factores claves de la actividad física.

(7-9-2018). Se acaba el verano y debemos regresar a la rutina del trabajo, los estudios y… el entrenamiento. Pero no siempre es fácil. Carlos Arenas, Director Técnico de Ensa Sport y entrenador personal, nos explica los diez errores más habituales que se cometen y cómo evitarlos para motivarnos y mejorar la vuelta a nuestra actividad física.

El Director Técnico de Ensa Sport y entrenador personal, Carlos Arenas, explica que “durante el periodo estival realizamos menos ejercicio físico que durante el resto del año. Los días tienen más horas de sol, tenemos vacaciones, viajamos más y realizamos una mayor actividad social. Esto hace que, erróneamente, tengamos un estilo de vida menos saludable. Y nos afecta tanto en las horas de descanso, como en la alimentación o el entrenamiento”.

Carlos Arenas, Director Técnico de Ensa Sport y entrenador personal

Arenas asegura que, debido a esta práctica, “a muchos nos entra los remordimientos de conciencia cuando el calendario marca los primeros días de septiembre. Parece que al terminar las vacaciones todo debe volver a estar como antes. Y puede que cometamos algunos errores que, a la larga, supondrán tener menores beneficios”.

10 errores a evitar

El entrenador de Ensa Sport destaca estos diez errores a evitar para sácale el máximo beneficio al regreso al entrenamiento:

Error 1: Elegir el día perfecto. No existe el día perfecto, existe el hoy y el ahora. Rescata del fondo del armario tu ropa deportiva y cálzate adecuadamente. Acude a tu centro deportivo, al parque, coge la bicicleta o ve a la piscina. No te lo sugieras, oblígate.

Error 2: Empezar donde lo dejaste. Unos días antes de vacaciones te encontrabas con un estilo de vida muy saludable. Además, comías sano, descansabas entre 7 y 8 horas y entrenabas a alta intensidad 3-4 veces por semana. Genial, pero ese no es tu yo de hoy. Ahora toca volver a adaptarte a la práctica del ejercicio físico. Empieza por entrenamientos de menor intensidad. Así percibirás cómo en pocos días vuelves a tener sensaciones similares a las que tenías antes de parar.

Error 3: Hacer lo mismo de siempre. La variabilidad en el entrenamiento está posicionándose como uno de los factores claves. Con ella mejoramos el control motor, la coordinación del sistema nervioso-músculo, la adherencia al ejercicio físico y la diversión durante el entrenamiento. No hagas ejercicios, plantea problemas motores y busca una solución motriz óptima.

Error 4: Comprar suplementación. La suplementación sólo es necesaria si en tu alimentación diaria tienes algún déficit. Primero chequea con un nutricionista tus hábitos nutricionales. Él/ella sabrá aconsejarte sobre la idoneidad o no de comprar suplementación.

Error 5: Copiar el entrenamiento del campeón. Todos hemos oído alguna vez aquello de, ‘si a mi amigo le sirve a mí también’. O bien, ‘prueba esto porque a mí me funciona’. No existen dos personas iguales. Cada uno tenemos nuestros déficits neuromusculares, composición corporal, entorno hormonal, experiencia de entrenamiento, edad, sexo, perfil lipídico, patologías, lesiones previas… Busca un profesional de la actividad física que te haga una buena evaluación y una programación del entrenamiento específica para ti.

Error 6: “Tengo agujetas, eso es que he entrenado bien”. Entrenar más no es entrenar mejor. Las agujetas (DOMS) suelen ser debidas a un exceso de entrenamiento. Nada en exceso es bueno, el deporte y la actividad física no son una excepción.

Error 7: No calentar. El calentamiento ayuda a prevenir la aparición de lesiones. Además, aumenta el rendimiento durante el entrenamiento. Emplea al menos 10 minutos en pasarte un poco el foam roller, . Raliza algunos ejercicios que desafíen tu movilidad torácica y de cadera. Haz ejercicios de fuerza sencillos para las principales articulaciones.

Error 8: Hacer sólo trabajo cardiovascular. En verano es muy común incrementar nuestra grasa corporal, pero hacer sesiones interminables de cardio no es la respuesta más efectiva. Combina fuerza y cardio desde la primera sesión y obtendrás resultados mucho más rápidos y duraderos.

Error 9: No entrenar lo suficiente. Pisar el gimnasio no es suficiente, hay que entrenar. Asesórate adecuadamente, deja el teléfono en la taquilla y disfruta de tu sesión de entrenamiento.

Error 10: Aburrirte. En algún momento los profesionales de la actividad física nos hemos desviado de nuestro objetivo principal: que los usuarios se diviertan en el centro deportivo. Todos repetimos lo que nos hace felices. Nuestra tarea será encontrar el gimnasio en el que todo está preparado para que los entrenamientos sean divertidos y eficaces en la misma medida. Si ese no es tu gimnasio o tu entrenador, busca otro.


No hay comentarios

Añade el tuyo